Descarga el proyecto de PGDU

Proyecto de PGDU enriquecido con las propuestas ciudadanas durante la Consulta Pública, enviado a la ALDF por el Jefe de Gobierno para su discusión, dictaminación y aprobación

OPORTUNIDAD

¿Qué?

IMAGEN OBJETIVO - VISIÓN

Hoy en día, la ciudad tiene zonas desaprovechadas. El PLANCDMX busca una ciudad de oportunidades, que recicle y renueve su territorio, en donde los espacios en desuso se transformen en lugares de beneficio para todos sus ciudadanos. Busca una ciudad que logre la competitividad a nivel global, pero que preserve y fortalezca las economías locales de pequeña y mediana escala, convirtiendo economías contaminantes o desactualizadas en lugares de trabajo, con nuevas industrias limpias y empleos de creatividad y capital social.

¿POR QUÉ?

DIAGNÓSTICO / PRONÓSTICO

Nuestra ciudad tiene una extensión de 1,485.3 km2, pero a pesar de su gran superficie, no cuenta con una reserva de terrenos. Lo que sí tiene son zonas en desuso, que dejaron de cumplir su función original: grandes fábricas, bodegas y equipamientos, con más de 1,600 hectáreas, se volvieron obsoletos. Muchos de estos sectores cuentan con infraestructura, servicios y acceso al transporte público, pero presentan baja cantidad de empleos y poca población viviendo en ella.

Dado que existe una gran necesidad de mayores fuentes de empleo formal (el 40% de la población ocupada trabaja en micro-negocios), se considera que estos espacios son una oportunidad para alojar proyectos de renovación que concentren vivienda y mayor cantidad de empleos en empresas o industrias ligeras, tanto de escala local como regional.

La actual lejanía de la vivienda al trabajo, que provoca que un 68.6% de la población atraviese grandes distancias en transporte público masivo y de baja capacidad, es otro factor por el cual se considera que estos espacios deberían alojar diversos tipos de vivienda en sectores integrados de la ciudad, permitiendo la reducción del tiempo de traslado.

Nuestra ciudad cuenta con un importante déficit de áreas verdes, y estas zonas también podrían ser una oportunidad para alojar espacios públicos de calidad; reverdecer estos sectores es una vía para mejorar la calidad de vida de todos. Por otro lado, al ser proyectos de gran escala es necesario pensar en diversas tecnologías sustentables que colaboren a que la ciudad no siga perjudicando el medio ambiente.

La posibilidad de que todos tengamos el derecho a dar nuestra opinión sobre cómo renovar nuestro territorio es importante. Por lo que es valioso replantearnos qué cambios culturales necesitamos realizar como sociedad para lograrlo, además de estar al tanto de las diversas maneras de participar.

¿CÓMO?

ESTRATEGIAS Y LÍNEAS DE ACCIÓN

El crecimiento de la ciudad requiere de la promoción de zonas con potencial de desarrollo y reciclamiento, a partir de revitalizar zonas subutilizadas o deterioradas que ofrezcan más y mejores opciones económicas, además de priorizar la sustentabilidad y el espacio público para las nuevas construcciones que se realicen en ellas. Estos nuevos sectores de la ciudad pueden considerarse grandes barrios que darán vida a sectores abandonados de la ciudad y que fomentarán el desarrollo comunitario.

Para garantizar que las viviendas que se construyan en estas zonas resulten acordes a las nuevas necesidades de los habitantes de la ciudad, es necesario que exista vivienda en venta y en renta para todo tipo de habitantes: jóvenes, personas que viven solas, familias con hijos, familias sin hijos y adultos mayores, que cuenten con espacios accesibles y seguros para todos. La vivienda deberá de estar acompañada de empleo y de nuevos centros de trabajo. Se considera importante impulsar la equidad de género en las políticas públicas del desarrollo urbano. Estas grandes zonas también son una oportunidad de mejorar y ampliar el espacio público de calidad de la ciudad.

Esto puede potenciar el mejoramiento del medio ambiente urbano de nuestra ciudad, a partir de más y mejor mantenimiento de espacios abiertos que aporten valor al medio ambiente y disminuyan los efectos del cambio climático. También, es importante la reconversión de espacios residuales o infraestructura lineal subutilizada o deteriorada en áreas verdes públicas.

Para que nuestra ciudad pueda hacer frente a los cambios climáticos, reducir riesgos y desarrollar su capacidad de adaptación, se considera importante impulsar el desarrollo de tecnologías sustentables y políticas de resiliencia. Esto puede lograrse a partir de la actualización y reforzamiento de las acciones de impacto urbano y ambiental para desarrollos, así como la promoción de certificaciones ambientales.

La revitalización de estas áreas puede potenciar la competitividad de las economías locales desde el ámbito urbano, a través de la consolidación de calles comerciales barriales y el mejoramiento de los mercados públicos existentes y propuestos.

Los beneficios que se generen deben ser redistribuidos de manera equitativa, por lo que el financiamiento privado debe de garantizar ganancias públicas, a fin de dinamizar las economías locales, controlar la especulación y, finalmente, la recuperación pública y redistribución del aumento del valor de un predio o edificio por mejoras en su entorno.

Estos grandes proyectos deben de estar pensados de manera coordinada, por lo que resulta necesario actualizar las políticas urbanas en sus distintas escalas y sectores.

La voz de todos cuenta, por lo que necesitamos fortalecer y promover nuevos modelos de participación ciudadana para el desarrollo urbano, a partir de informar a la población de manera transparente y clara sobre proyectos urbanos de gran escala y abrir nuevos espacios para la participación.

¿DÓNDE?

ÁREAS DE ACTUACIÓN CON POTENCIAL DE RECICLAMIENTO

Para identificar estas áreas, se ubicaron zonas de fábricas, comercios, grandes equipamientos, estacionamientos, bodegas, etcétera, que actualmente están subutilizados o en desuso. Estas áreas tienen factibilidad de agua potable y conectividad con el transporte público estructurado, por lo que tienen un gran potencial para su transformación y aprovechamiento en beneficio de la ciudad.